Claudio V. Gaetani

La Compañía del Crimen

MUERTE DE SARDANÁPOLO, 1827. E. DELACROIX

El sabor de la carne humana no tiene igual

Géricault presentó su obra en 1819, abonando a la provocación artística sobre el tema del naufragio. El cuadro marcó un despunte en la carrera del joven pintor. La historia lo reconocería por su denuncia y representación histórica de un hecho que indignó a la sociedad francesa de la época.