image

Claudio Gaetani: “la idea es hacer el teatro serio divertido”

por Byron Quiñonez – bquinonez@siglo21.com.gt

Foto Juan Sisay/S21

Escritor, dramaturgo, pintor y diseñador, el director de teatro Claudio Valerio Gaetani busca impulsar un teatro serio y a la vez divertido con su Teatro Noir, Cena con Delito.

El volumen de la música baja hasta niveles inaudibles, la luz disminuye y las conversaciones del público, que a estas alturas ya terminó la sopa de entrada, se interrumpen. La antigua capilla que funciona como escenario a las obras de Teatro Noir, Cena con Crimen, queda a media luz y unos pasos cadenciosos rompen el silencio. Por una puerta lateral entra el Conde Drácula, con grandes uñas y ataviado en su habitual traje y capa negra.

El público no sabe qué esperar y lo observa en silencio mientras avanza entre las mesas. Un mesero con ojos gruesamente delineados y camisa roja le sirve un vaso de vino tinto que bien podría ser sangre, nunca se sabe. Drácula toma un sorbo y echa una mirada severa a su alrededor. “Ustedes no se imaginan lo difícil que es ser un vampiro en estos días”, empieza. “Yo, que fui un gran señor, que me alimenté con la sangre azul de la realeza italiana, rumana y española, que degusté la sangre de Lucrecia Borgia, ahora debo conformarme con vulgar sangre roja”, continúa. En su monólogo, el actor Fabio Díaz enumera lugares, tipos de sangre, batallas históricas y la noble procedencia de sus víctimas. Es como si impartiera una cátedra que por momentos genera sonrisas y por otros conmueve hasta formar nudos en la garganta de los asistentes.

“El teatro es una de las mayores expresiones poéticas que existen. La Cena con Delito es teatro serio, pero a la vez un juego. La idea es retomar el teatro serio y hacerlo divertido a la vez”, afirma Claudio Valerio Gaetani, autor de las obras que se presentan cada jueves en las noches de teatro en Casa Enriqueta.

“Cada jueves es una función diferente pero algunas obras gustan mucho y las repetimos. Estamos alternando Cena con Delito y los monólogos. Es una manera de cenar bien y divertirse. Estamos programados hasta noviembre, cuando ya empiezan las fiestas particulares en Casa Enriqueta, y en enero retomaremos el mismo concepto”.

Escritor, novelista, dramaturgo, poeta, pintor, diseñador y director de teatro, Gaetani creció en un ambiente muy estimulante para sus inclinaciones artísticas. Es hijo de la escritora y periodista Marta Mena y del ingeniero Ludovico Gaetani, un fuerte promotor de la cultura y el teatro en Guatemala. “Soy de los patojos que crecieron con Hugo Carrillo, Víctor Hugo Cruz, Herbert Meneses y Javier Pacheco, quien fue alumno de mi madre”, relata.

La temporada en Italia y el retorno

En 1992, tras cursar estudios en Guatemala, México y Brasil, Gaetani parte al exilio en Nápoles, Italia, donde vive hasta noviembre de 2011, cuando retorna a Guatemala. “En 1996 empecé a trabajar haciendo el PR (relaciones públicas) de los restaurantes y empezamos a jugar a Cluedo (también conocido como Clue), un juego de mesa donde tienes al criminal, el crimen y toda una serie de cosas, pero con una vez que lo juegues ya te lo sabes de memoria y pronto encuentras al culpable”. Buscando una alternativa, y llevando la tendencia de los Murder Party anglosajones, Gaetani introdujo el concepto interactivo de Cena con Delito, que ahora impulsa en Guatemala.

“Dependiendo de lo que hacen los actores, como público tienes que adivinar quién es el culpable del crimen, en 4 o 5 actos. Entre la entrada, el plato fuerte, el dulce y el café se van desenvolviendo los actos. Al final, en el último segmento, el del café, se detiene la acción durante unos cinco minutos y el público tiene que llenar una ficha donde deben escribir quién es el culpable y cuál es su motivo. A quien se acerca más, se le invita a la próxima función”, explica. “De Cena con Delito tengo unas 400 obras escritas. Estoy traduciéndolas del italiano al español. Es un trabajo teatral de 18 años”, concluye.

“Yo no quiero reírme de tonterías, quiero un teatro con buen mensaje, algo que me haga pensar e incluso llorar”

About Claudio Valerio Gaetani